Domingo

Foto Catherine Renaud
Necesita que algo le cuente sobre él. Lee un libro amarillo, mugriento, de poesía francesa. Busca encontrar su mirada negra, su inconformismo. No la contenta saber que está bien: quiere espiar sus pensamientos, lamer su cuerpo roto, sus lunares. Relee viejas cartas. Es domingo y ya no hay almuerzos familiares. La soledad de la casa le recuerda la propia. Llora reclinada sobre la mesa. En las cartas hay caricias. Se refugia en esa especie de madre muerta, en el recuerdo que la ampara del vacío que siente, el vacío de él. Sus palabras se han convertido en estructuras huecas. Dónde estarás. Por qué tan lejos. Una tristeza la fagocita. Sabe que si sigue pensando en él sonará el teléfono de un momento a otro, con cualquier pretexto, para saber cómo está. Ignora cómo detener esa nostalgia suicida. No aguanta sus excusas aún antes de oírlas. Quisiera convencerlo de que no lo perdonó, colgar. Aunque sea mentira, aunque el teléfono no suene.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cuando leí "llora reclinada sobre la mesa" el suelo se abrió.

Que pena.

Besos.

El último peatón dijo...

La sola palabra "domingo" ya es para mí casi un sinónimo de depresión...

Beso abracadábrico.

Poesía Intimista dijo...

Recordando al recién desaparecido y, queridísimo por mí, Mario Benedetti.
"...para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo". Besos.
Encarna.

Arcángel Mirón dijo...

Hay una canción de Iván Noble que dice "hoy, la nostalgia salió a buscarme roña y la encontró".
Y si sucede en domingo, pareciera que no hay vuelta atrás.

Dante B. dijo...

te agradezco el link a nuestra lectura (te espero)
o te hablo de la desoladora tristeza de los/tu domingo?

letras de arena dijo...

Desde luego la palabra "desamparo" es tal vez el sentimento que se desprende de este texto. Ese desequilibrio constante en el que vivimos es un efecto secundario de la vida al que no nos acostumbramos.

Un beso amiga musa.

malditas musas dijo...

toro, hay llantos que abren paraisos debajo de los pies ;)

peatón, hay palabras peores: nunca domingo, ufff...

poesía intimista, es eso. Él lo supo siempre... La borra del café se lo vaticinó

arcángel, es una suerte de ring de boxeo, sí...

dante, fue un gusto oirte! No son mis domingos, sino los domingos... algunos mios, claro ;)

letras, desamparo... sí, o amparo bajo el recuerdo

A todos,
Gracias por pasar y abrazos.
musa