El cuco

<><> <>
Foto Robert Gligorov
Eran las once de la noche y ella no volvía. Los niños se reflejaron al espejo y vieron a dos enanos, uno de cuatro y otro de seis. Temían que al regresar descubriera la marca del pozo del jardín y algún rastro en la pala. La mujer era altísima y les preparaba café con leche templada. A veces no había más que eso para cenar. Ellos la observaban revolver el cacharro sobre el fuego y sentían que los entibiaba también.
Ese lunes era demasiado tarde. No sabían encender la hornalla y se metieron en la cama vestidos. Pensaban que iba a retarlos por lo que habían hecho y, más que hambre, tenían miedo. El más grande se asomó a la ventana y vio acercarse una sombra. Esperó a que la cerradura hiciera el chirrido acostumbrado antes de volver a taparse.
Una mano callosa recorrió las cuatro mejillas, se quitó los zapatos, les puso otra manta sobre la cama y apagó la luz.
Mientras tanto, en el patio, al pie de un árbol, emergía un piquito del barro. A su lado, una pala de plástico. Y sobre ella la sombra del nido.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El cuco ya no cantará más.
Que familia más encantadora.
Seguro que tienen algún muerto en la nevera.

Besos.

letras de arena dijo...

Misterioso cuento, el miedo y el hambre no son buenos consejeros pero siempre producen buena literatura.
Un besito.

malditas musas dijo...

toro, cuidado con el cuco, puede estar en cualquier nido...

letras, la clave de este cuento está en esas palabras, es verdad.

Gracias a ambos.

Instrucciones al lector desprevenido para el descubrimiento del Cuco:

Revise su nido...

Saludos
Musa

Arcángel Mirón dijo...

¿El piquito era del que voló sobre el nido del cuco? ¿O sea, de Jack Nicholson?


(Decime que entendiste mi comentario o voy a quedar como una chiflada).

:)

El último peatón dijo...

Yo probé a comerme el cuco del reloj, pero me dio ardores...

(Por cierto, Arcángel Mirón, yo sí lo he entendido, si te sirve de consuelo).

malditas musas dijo...

Gracias a todos!

arcángel... me temo que no lo he entendido ¿instrucciones para ello?

Besos a todos,
musa

Anónimo dijo...

Hola Musas otra vez yo Daniel este cuento "El cuco" es muy bonito,una familia un poco triste de miedo.
Ya leí la mitad tu Malditas Musas me gusto los cuentos.