Bestiario uno

Nadya tropezó (siempre se caía). Rodó por las escaleras perdiendo las uñas, el pelo larguísimo y negro se le enredó en la baranda. Mientras descendía por el caracol de hierro, maldijo las baldosas porque estaban embarradas (siempre llovía). Improvisó un poema sin sábanas, adonde iba no las echaría en falta. La cabeza le daba contra los escalones altos, uno a uno, un sonido seco. Entre ellos reinaba un vacío reconfortante.
No sangró. Los golpes le mezclaban los recuerdos, al fin y al cabo no eran tantos. Algunos huesos le crujían en la espalda pero no sintió dolor, el descenso parecía inagotable y empezaba a impacientarse (siempre se inquietaba).
Ya casi llegaba pero no, todavía no, quedaba un tramo más por bajar. A medida que resbalaba sobre el metal, su piel se poblaba de escamas. Por suerte, justo antes de que dejara de respirar, el opérculo comenzó a articularse. La aleta caudal le funcionaba también. Así que llegó a la humedad, infierno del agua. La muerte no era tan grave (nunca lo era).

9 comentarios:

Nina de Papuza dijo...

Nuevas texturas de texto negro y húmedo. Dolorosamente oscuro, abismal, límite. Me encanta.

AdoratrizdelaPalabra dijo...

Habitarse y deshabitarse, quedar Hecha polvo cristalizado.
Burlarse del cuerpo, metamorfosearlo, hermosearlo sólo porque ahora tenga sentido la metamorfosis.
Precioso, para variar.

letras de arena dijo...

Me gusta mucho. Es muy sugerente y tiene muchas lecturas. Esa metamorfosis que busca una nueva manera de morir o de vivir...tal vez nunca sea tan grave cambiar.
Un beso.

Druida de noche dijo...

la muerte es solo una bocanada, nada mas

beso
druida

Verito dijo...

Metamorfosear...que veces que nos pasa eso...que buen texto el que escribiste,ser,estar,pasar a...desdoblarse...

cariños

El último peatón dijo...

Otros no tienen tanta suerte y, al final de la escalera, en vez el mar encuentran un vertedero, con lo que, en lugar de transformarse en pez, lo hacen directamente en raspa.

Besos.

Umma1 dijo...

Me encantó... ese retorno al comienzo de la gestación.. Bueno, de esa manera lo entiendo.
La caída por una eslera es algo muy singular, ocurrre a tanta velocidad, que mientras se está rodando,no se piensa en nada.
Por muy larga que sea, todo pasa en un parpadeo.
Y cuando se llega al pie, nada duele, no en el primer momento.
Te lo dice una que estuvo dos años y medio en cama, después de esa experiencia.

noemozica dijo...

si eres quien creo q eres, me habían avisado de q iba a gustarme lo q escribes... quien me dio el warning me conoce bien, pq me ha encantado!! ^_^

malditas musas dijo...

nina, oscuro sobre todo, es verdad...

adoratriz, bienvenida. La muerte, una de las tantas metamorfosis

letras, "una" manera, buen resumen

druida, ojalá :)

verito, pasa o pasamos, nomás...

peatón, o incluso directo a una cazuela ¿Será ESE el verdadero infierno?
:)

umma1, qué gusto volver a leerte. Me conmueve haber tocado tan de cerca tu experiencia personal

noemozica, ¿seré quién crees? Sí :) Celebro el encuentro, la doble "AparicióN"

Gracias a todos por sus comentarios.
Besos
musa rella